Desde el país de mi infancia

DESDE EL PAÍS DE MI INFANCIA, porque las resonancias en lo desconocido de lo familiar habitaran en todo el transcurso de la pieza. Y espero que la imagen que se convierta en un país que se transforma.
Poner énfasis en la pasión por la enumeración incluso de lo trivial poniendo de relieve aquellas cosas humildes que material esconde, la invención del azar, la radical humanidad que confía en un mundo mejor y ese milagro de un mundo en el que todo resultaba a un mismo tiempo familiar y extraño. No hablar con “mayúsculas”, sino encontrar una manera peculiar e inimitable de crear relaciones insospechadas entre lo aparente banal y la agudeza intelectual, las sacudidas emocionales y cognitivas que se genera por esos contrastes y el respeto y complicidad con los que inserta las más variadas miradas a ciertas formas de cultura popular.
Nada más bello que un lugar, Paraguay en este caso , salvo el recuerdo de ese lugar. Y yo, en Argentina, recuerdo a ese país de mi infancia, y cuento mis tesoros, más bien voy encontrando tesoros. Sin saberlo, tenía en el ojo grabado la “idea” de sucesos de mi infancia, sin saber de dónde era y era exactamente de las puertas hacia el reconocimiento.
La forma de enunciación en una primera persona que adoptará personalidades diversas, el conocimiento como reconocimiento, como memoria en la que se inscribe la belleza, las obsesiones visuales, que ligan el sueño y la realidad asociadas a la memoria y el relato como puesta en orden (asociativo, disyuntivo, azaroso, inesperado) de fragmentos de toda condición, esos tesoros que se dispone a recontar. Es esta forma de pensamiento y emoción como bricolage y montaje, donde el tiempo que cuenta es únicamente en el que colisionan el pasado, el presente y el futuro (vividos, soñados, creados) y la geografía, la inventada por la colisión de los tiempos en la memoria.
Propongo generar clasificaciones, temporalidades y categorías unívocas de pensar y organizar el mundo, ordenada espacialmente las maravillas provenientes de todo momento histórico y época según asociaciones dispares, jugando con la maravilla, la sorpresa y lo insospechado como forma de aprendizaje.
Quiero evocar en el “collage” que es una forma de intermediar entre el mundo y el espectador , poniendo de relieve como característica genuina de hacer lo exótico y lejano familiar y lo familiar extraño., rompiendo así el documental de tema
Yo nací en la capital de un país próspero que contrastan con la belleza prototípica de una ciudad que deseamos descubrir al alba sin conocerla, sin doblarla con costumbres y recuerdos: Paraguay, ese país a la que desearíamos llegar sin memoria, a la que desearíamos regresar después de mucho tiempo para saber si las cerraduras se abren todavía con las mismas llaves, si hay todavia hay en ella la misma dosis de luz y tierra roja,si todavía la lengua se experimenta de la misma , y si la simbología del arte popular todavía se encuentra en su lucha por la
reivindicación.